Skip navigation

yorobot

Memorias de un autómata

 

Permanecí varios minutos en la plaza, mirando estúpidamente alrededor. Una sensación de déjà-vu me confundía. Sentía la sangre helada recorrer mi cuerpo y paralizar mis extremidades. Un pitido zumbaba dentro de mi cabeza o tal vez era música, aquella que había estado escuchando durante varias horas, una y otra vez. Sentí una necesidad imperiosa de regresar a casa, pero no sabía cómo. Varias personas me saludaron al pasar a mi lado. Sabía quiénes eran pero no me atreví a hablarles. Sabía dónde estaba pero no podía volver. Empecé a caminar nerviosamente en círculos pero no me decidí por ninguna dirección. ¿Perdería el conocimiento? Miré fijamente hacia donde se encontraba mi casa y obligué a mis piernas a caminar en línea recta hacia allí. Tres angustiosas manzanas hasta abrir la puerta y encontrarme a salvo. Llamé al trabajo para anunciarles que seguramente pasarían algunos días hasta que pudiera encontrar la manera de ir.

 

Relato cedido a Tejiendo el Mundo por Abraxas. (Derechos reservados por la autora)    http://keikowallace.spaces.live.com

 

 

MAS RELATOS DE TERROR DE TEJIENDO EL MUNDO

 

  • fran

    me encantó, no hace falta la extensión, es un MICROCUENTO, es perfecto, lee “aquella noche gris” en esta pág ;)

  • Jekill-Hyde.

    Hola…creo que utilizamos el mismo pseudónimo…espero que no moleste…si es así veremos la forma de arreglarlo…aunque yo seguramente cambie a “alter-ego” o con mi conocido “jekill/hyde con respecto a tu relato…¿a caso no nos hemos sentido así algún día?…a veces nos sentimos tan agoviados que nos gustaría perdernos a nosotros mismos…y simplemente ser otros…buena estructura aunque me hubiese gustado leer más sobre como transcurrió ese día para el personaje…saludos…espero poner uno de mis escritos uno de estos días…a ver que les parece…ciao.

  • El Lobo

    Un relato bueno y agobiante. Podría prolongarlo.
    Salud.