Skip navigation

.

Leyendas Guanches

Según la leyenda en la Gomera, existían entonces, siete lugares de los que emanaba agua mágica y cuyo origen nadie conocía. Estos siete chorros, aparte de regalar virtudes revelaban también, cuando te mirabas en sus aguas, si ibas o no a encontrar pareja. Si el agua era clara, el amor llegaría, pero si se enturbiaba, poco había que esperar.

Se aproximaban las fiestas de Beñesmén y un grupo de jóvenes gomeras acudieron a Los Chorros de Epina para mirarse en él. Entre ellas se encontraba Gara, princesa de Agulo. Se asomó y al principio le devolvió una imagen tranquila y perfecta, pero luego surgieron sombras y comenzó a agitarse… Gerián, el sabio del lugar, le hizo una advertencia: “- Lo que ha de suceder ocurrirá. Huye del fuego, Gara, o el fuego habrá de consumirte”. Gara calló, pero el triste presagio corrió de boca en boca.

.

.

En las vísperas de las fiestas, llegaron de Tenerife los Menceyes y otros nobles. El Mencey de Adeje venía con su hijo Jonay, joven fuerte y apuesto. Gara no podía dejar de observarlo, y en cuanto sus miradas se encontraron, el amor los atrapó sin remedio. Poco después, aún en fiestas, su compromiso fue público. Pero he aquí que en cuanto se empezó a propagar la feliz noticia, El Teide, antes conocido como Echeyde (infierno), empezó a escupir lava y fuego, con tanta fuerza que desde la Gomera el espectáculo era aterrador. Recordaron el presagio dado a la inocente Gara: Gara, princesa de Agulo, el lugar del agua; Jonay, puro fuego, procedente de la Isla del Infierno… Aquel amor era entonces, imposible. Grandes males se avecinaban si no se separaban. Entonces sus padres ordenaron tajantemente que no volvieran a verse. Ya apaciguado el volcán, y concluidas las fiestas, regresaron a Tenerife todos los visitantes, más uno se fue con el alma vacía y el pecho quebrado.
Cuentan que Jonay se lanzó al mar en medio de la noche, para nadar hasta su amada. Dos vejigas de animal infladas atadas en la cintura le ayudaban a flotar cuando las fuerzas se le agotaban. Larga fue la travesía y ya con las primeras luces del alba llegó a su destino. Furtivamente fue en busca de su amada, y al encontrarse, se abrazaron apasionadamente. Escaparon por los bosques gomeros y bajo un cedro se entregaron a la pasión y al amor. El padre de Gara, enterado de la huida de su hija, salió furioso en su busca. Los encontraron amándose, y cuando los jóvenes se percataron de su presencia, buscaron la única salida posible… Una implacable vara de cedro afilada, colocada entre ellos, uniendo sus corazones fue su aliado mortal. Mirándose a los ojos, se apretaron el uno contra el otro, traspasándose y dejándolos unidos para siempre”.

Gara, princesa del agua, y Jonay, príncipe del fuego, dan nombre hoy a la cumbre más alta de la Gomera y al Parque Nacional de Garajonay.

.

.

Posteado por Sinuhé

Fuente:

www.laguiadegrancanaria.com

MUCHO MÁS EN , LEYENDAS Y MISTERIOS

  • http://mardeazucar.blogspot.com ShaO

    Pues yo sé de una canaria que seguro conoce hasta más detalles… Abrazote

  • http://neogeminis.blogspot.com Neogeminis

    Qué triste historia!!…y por la ignorancia el amor verdadero se vio truncado. No fue por el fuego, fue por el miedo y los prejuicios que los pobres se vieron obligados al suicidio!

    un abrazo.

  • tibicenas

    Veo que te gustó la historia, felices fiestas

    • http://tejiendoelmundo.wordpress.com Sinuhé

      Si, al final la encontré.

      Un saludo

  • luiselis

    Voy a llora. Romeo y Julieta en la antigüedad. Muy buen block te felicito. Un beso enorme.

  • Loli

    Ayyyyyy…que pena….que romantico…..
    Ay con lo que me gustan a mi estas historias….
    Muxussssssssssssssss mi monstruito preferido!!!!
    Wapoooooooooooooooo!!!!!!

  • Karla

    Lo siento pero las pasteladas de amor me parecen puaj….

    Besos Sinuuu

    • http://tejiendoelmundo.wordpress.com Sinuhé

      Mujer, que si mueren tiene su gracia, jajaja

  • Anonymous

    Que hermosa historia… pero muy triste.
    Besoss.