Skip navigation

.

La cena de navidad de mi familia

Un chivo cuelga de sus patas traseras y se desangra poco a poco, no sabe que va a morir, el simplemente intenta tapar la herida en su garganta con su larga lengua, pero el torrente no se detiene, y un dulce cansancio se apodera de su ser, se ha rendido; ahora, el verdugo se prepara para destazar el cuerpo.

En otra parte del corral, dos gallinas aguardan tranquilas, no tienen mucho que pensar, ya pusieron su huevo diario y descansan junto a la rama a la que están amarradas, entonces, otro verdugo toma por el pescuezo a una de ellas, lo jala y lo retuerce hasta que escucha un crujido, y cuelga al animal moribundo de las patas para que termine de morir, el aleteo dura unos cuantos minutos… la otra gallina acaba de cagarse sobre la tierra apisonada.

El cerdo que tardó un año entero en engordarse ya está listo, hay que buscar la ubicación exacta del corazón, porque si se desvía la navaja por donde no es, no solo se condena al animal a una muerte lenta y dolorosa, si no también muy ruidosa, porque sus chillidos pueden alargarse hasta el último aliento… tienen que dominarlo entre varios y fornidos hombres, es muy fuerte y su mordida puede ser peor que la de un perro, mientras el verdugo clava con extrema rapidez un afilado y largo cuchillo entre sus costillas, el animal se retuerce intentando defenderse, pero es muy tarde, su corazón se ha detenido, en cuestión de minutos estará totalmente desangrado y listo para la hoguera, con la que su piel se ablandará y será mas fácil arrancarle todos los pelos, que no le agradan para nada al abuelo Mancho.

Los machetes están afilados, las mesas de madera limpias y listas para recibir los trozos de carne y hueso que luego serán adobados y esperarán entre ollas y gatos hambrientos.

Calderos gigantes a fuego vivo cuecen sin piedad los trozos de carne que esperamos con ansias, el olor de la carne que ha sido criada en campo es inigualable, pero el contraste de la sangre que se coagula en las ollas en las que se prepararán las morcillas y otros embutidos es realmente repugnante… esas burbujas color rosado fuerte me recuerdan que hace unas horas la sangre fluía tranquila por sus venas vivas, pero aun así, yo tengo hambre!!!!

.

.

Relato cedido a Tejiendo el Mundo por Paula Vergara, derechos reservados pro la autora.

.

.

ARCHIVO DE RELATOS DE T.E.M

  • Anonymous

    en realidad lo que leimos no es mas ni menos que una ley que se debe dar ,porque de eso se trata la vida es una sucecion de vida y muerte ,lo que pasa que no nos han enseñado nada sobre la muerte siempre eludimos el tema,la vida contiene la muerte ,vivir es morir todos los dias un poco hay que aceptarlo

  • DarkShuM

    hummmm es una remenbranza o el escritor, tiene remordimientos de navidad.. o peor quiere que nos convirtamos en vegetarianos… porque no veo un matiz literario.. mas solo una histora de crueldad.. y descripcion de la escena, esfuercense mas chicos….. bye

  • Warthog Flammarion

    Horribles los momentos que tienen que experimentar estos animalitos.

    Otro motivo para ser vegetariana, segun mi mamá

  • kika

    es una jalada ese pseudo relato lo unico k hay ahi es violencia contra los animales preferiria leer algo k hable de destazamiento humano y personas k aman la carne humana frita k eso

    he dicho

  • mauricio bohorquez

    Sigo diciendo es bueno y aunk no es de mi gusto o agrado total, es la primera vez k leo algo asi referente a los animalitos y no los humanos antes de la navidad

  • el mas lindo de todos

    severo…..me encanta como se pueden ver las cosas desde otro punto de vista…….aunq tambien aplica en año nuevo jjejejeejej

  • inerte

    a mi, el relato me gusta, y da un poco de reflexion, como ya han dicho de la crueldad, pero nada de miedo, que era lo que creía, pero, no siempre tiene que ser lo que yo quiera, es un buen relato, lo que me gusta es el narrado, y el nombre de el abuelo.
    Mancho jaja

    • Anonymous

      jejeje, si, asi se apodaba mi bisabuelo, que se llamaba Germán… muchas gracias por sus comentarios!!!

  • http://anarivastorres.wordpress.com Ana

    Viéndolo así, la verdad no apetece mucho comer cerdo y cordero.
    Chao
    Ana

  • Dingel

    buen relato, la verdad me dio hasta un poco de hambre XD

  • Toña

    Cuando era niña mis padres tenían animales, conejos, gallinas, algún cordero, pavos….cuando los mataban para cocinarlos, para mi era una tragedia, no podía comer a un animal al que había visto desde pequeñín, le había visto crecer y para mi era inconcebible que tuviese que morir.
    Conseguimos que mis padres dejasen de criar animales para el consumo, no probando ni un trozo de su carne.
    Como carne, no lo voy a negar, pero de animales a los que no he visto con vida, para mi así es distinto.

    Saludos :)

  • http://www.isra3d.com isra3d

    ¡feliz navidad carnívora! ¡y veliz año nuevo vegetariano!

  • luis gerardo

    ay guacc///
    por eso mejor soy vegetariano***

  • http://higinia2009.wordpress.com …Lis.

    VIVIR PARA MORIR COMO Y CUANDO NO SE SABE
    SI ES A MANOS DE UN SER VIVO POR NECESIDAD
    ENCANTADA DE MORIR PERO POR PLACER ME CABREARIA
    SIENDO UN ANIMAL BUENAS NOCHES

  • http://dragonerrante.wordpress.com dragonerrante

    Joer que culpable me siento de haber cenado carne. Has conseguido remover mi conciencia con este relato.
    Un saludo

  • Paul Atreides

    Pues a mi me gusta la carne…

  • http://Aprenderdelavida Samsara

    La verdad es que después de leer esto…se me han ido las ganas de comer pollo, cerdo, y cordero…. y cualquier otro ser vivo… me hace sentir mal por quitarles la vida para comernoslo….con lo bien y tranquilitos que estaban ellos en su corral, ignorantes de lo que les esperaba. ¡Qué cruel es quwe tengamos que matar a otros seres vivos para sobrevivir…!. Un saludo.

    • Gochi

      ¿”Tengamos que”? Nadie te obliga a nada, todo lo que te da la carne es reemplazable.

  • http://reinolibredelprestejuan.blogspot.com/ Preste Juan

    ¡Jo, qué relato! Se pone uno en la piel de cerdo, literalmente.
    Impresionante.

  • Napoleón

    MUY BUENO

  • OkamiAloghieri

    el lado obscuro de la navidad…bastante bueno el relato!