Skip navigation

Perseo; el valiente guerrero, hijo del dios Zeus y de la princesa griega Danae, regresaba a casa en la isla de Serifos procedente del lejano fin de la tierra. Su atrevida búsqueda había resultado exitosa, y dentro de un saco resistente y bien sellado llevaba un regalo de boda sin par para su rey, Polidectes – la cabeza de la arpía Medusa.

Este espantoso monstruo, cuyo pelo está compuesto de una masa hirviente de serpientes vivas, poseía ojos dotados del terrible poder de convertir en piedra a quien los mirara. Armado con su petrificante trofeo, Polidectes sería invencible.

.

.

Mientras que Perseo volaba sobre el cielo de Etiopía, ataviado con las sandalias aladas que le había prestado el mensajero de los dioses, Hermes, miró abajo y vio a una joven dama encadenada a un acantilado con vista al salvaje mar. Sin lugar a dudas, era de sangre real, con cabellos dorados y un vestido blanco, largo y suelto, que las olas enfurecidas arañaban con dedos de espuma.

Descendiendo hasta que se mantuvo inmóvil directamente delante de la hermosa prisionera, Perseo vio que sus ojos, llenos de terror, miraban fijamente el mar. En ese momento, evidentemente, aparecería el instrumento de su destrucción – pero, ¿de qué podía tratarse y por qué se encontraba encadenada, allí?

La aparición de Perseo resultó tan inesperada que, a pesar de su temerosa fascinación con el mar debajo, la dama amarrada se encontró mirando al apuesto príncipe suspendido en mitad del cielo ante ella. Así que le reveló los nefastos acontecimientos que la habían llevado a tal sino.

Era la princesa Andrómeda, hija de Casiopea, la vanidosa, impetuosa esposa del rey de Etiopía, Cefeo. Poco antes en un acceso de orgullo, Casiopea había proclamado que era mucho más bonita que esas incomparablemente encantadoras ninfas de los mares conocidas como las Nereidas. Indignada por esta afrenta sin precedentes, el poderoso rey del mar, Poseidón, había provocado desde el abismo de los mares a Cetus, un monstruo dragón serpiente con la cola en forma de horca, y le había ordenado que hiciera estragos sobre el reino de Cefeo y la desventurada Casiopea.

Esta arrasadora manifestación de retribución divina ya había devorado a innumerables personas y ganado y, de acuerdo con un oráculo consultado por los asustados monarcas, la matanza continuaría hasta que se destruyera toda su tierra, a menos que su hija Andrómeda fuera sacrificada por Cetus. Sólo de esta forma podría aliviarse la cólera de Poseidón.

.

.

Andrómeda fue llevada al acantilado más alto que daba al reino de Poseidón, y allí fue encadenada en espera de su terrible muerte. Apenas había acabado la desesperada Andrómeda de contar su triste historia, cuando algo empezó a elevarse sobre las olas desde el lecho del oscuro océano. Al principio, apareció como una enorme sombra carmesí, meciéndose y estremeciéndose a medida que se hacía más grande. Después, tomó la forma de un remolino escarlata brillante de sangre, retorciéndose y dando vueltas a medida que se acercaba a a la superficie. De repente, surgió del agua, y el mayor horror que pudiera emerger del dominio del dios del mar pudo verse por fin en su terrible magnificencia.

Cetus se parecía a una extraña ballena serpiente de tamaño colosal, cuyas gigantes espirales de color corte y aguamarina se marcaban mediante interminables anillos de escamas impenetrables. No obstante, su cabeza se asemejaba más a la de un perro de caza, y dos inmensos colmillos de marfil similares a los de una morsa se proyectaban desde sus fauces. Aunque no poseía extremidades, un par de adornadas aletas membranosas se agitaban a lo largo de su extenso y blindado pecho, pero lo más espectacular era la cresta brillante y de color rojo sangre colocada en la corona de su cráneo como un banderín encendido, cuyo movimiento giratorio cuando se sumergía bajo el agua había cedido la ilusión de una sombra carmesí y un vórtice escarlata durante su descenso.

Los ojos del dragón serpiente relucían malévolamente exultantes. Entre sus llamas internas de fuego frío turquesa, el reflejo de marioneta de la princesa gritando quedamente y luchando por escapar de sus cadenas reflejadas. el reflejo se hizo cada vez ma´s grande a medida que la némesis de Andrómeda nadaba hacia ella, con su cabeza y su cuello altos sobre las olas como la proa de un galeón.

.

.

En cuanto a Perseo, Cetus lo desvió de su atención como un tigre descartaría el zumbido de un mosquito sobre su cabeza – y haciendo esto, selló su destino. Así como incluso el mosquito más diminuto poseía un potente aguijón, Perseo también estaba equipado con una espada maciza. Resuelto en su despiadado avance hacia la aparentemente indefensa princesa, el dragón no espió a su protector transportado por el aire que planeaba por debajo de sus fauces totalmente abierta. La cuchilla de Perseo apuñaló a través de la unión de las placas que cubrían su pecho y se precipitó a lo más profundo de su corazón.

Una vez, dos veces, tres veces, la espada del guerrero perforó sus palpitantes profundidades, y Cetus se desmoronó sobre sí mismo. Pronto acabó todo, y la carcasa sin vida se hundió bajo la superficie del océano. Exhausto, pero lleno de júbilo, Perseo se apresuró a liberar a Andrómeda de sus ataduras. Llorando, lo abrazó, y cuando la miró a los ojos sus palabras no dichas le aseguraron que la búsqueda de la mujer de sus sueños había terminado incluso antes de que hubiera empezado.

.

.

Pero, ¿qué ocurrió con la cabeza de la Medusa? Depués de una boda resplandeciente en el revitalizado reino de Cefeo, Perseo y su prometida regresaron triunfantes a Serifos, donde Perseo había intentado presentar su trofeo a Polidectes.

Pero Perseo descubrió que, en su ausencia, Polidectes había estado imponiendo sus inoportunas atenciones a la propia madre de Perseo, Danae. En realidad, resultó que los supuestos planes de matrimonio del rey con otra no habían sido nada más que una farsa, un ardid para enviar a Perseo a una búsqueda que parecía destinada a terminar con su muerte, permitiendo que Polidectes persiguiera a Danae – el verdadero objeto de su deseo – sin temor.

Perseo solicitó una audiencia con Polidectes y, sacando la cabeza de la Medusa del saco, le mostró su obsequio de boda. Después, Perseo abandonó el paladio andando a zancadas, dejando que los cortesanos recogieran la estatua de piedra que una vez había sido su rey.

.

.

.

.

Posteado por Sinuhé

Fuentes:

Extracto de “Dragones, una historia ilustrada”, del Dr. Karls Shuker

http://es.wikipedia.org/wiki/Perseo

http://es.wikipedia.org/wiki/Andr%C3%B3meda_(mitolog%C3%ADa)

.

.

.

ARCHIVO DE MITOLOGÍA DE T.E.M

  • Alcahez

    Buen post.

  • SERGIO TERRON

    SIN LUGAR A DUDAS LA MITOLOGIA ES UNA FASCINATE Y NUNCA PASADA DE MODA, ESTE RELATO ES UNO DE MIS FAVORITOS

  • le sorcier

    Sinceramente no conocía la conexión entre la leyenda de Perseo y Medusa con la de la princesa Andrómeda. Soy un gran admirador de la mitología griega por lo que agradezco tu post.
    Como dato adicional permítanme señalarles que en la mayoría de las representaciones de Alejandro Magno este lleva la cabeza de Medusa en la pechera de su armadura para resaltar su poder dado por los mismos dioses y aterrorizar a sus enemigos .

  • Yes

    gracias por la aportación una de mis pasiones la mitología… GRACIAS MIL

  • Joseph

    Me interesan las “sandalias aladas” para darme un “garbeo” por los aires.
    Sobre la petrificación del rey… ¿sería por el poder de la “penetrante” mirada de los ojos de una cabeza decapitada o… por el “penetrante” hedor que de seguro se esparciría por todo el palacio en cuando sacara la cabeza decapitada del saco?
    Preciosa historia que como todas las de su género son… ¿inclasificables?
    Saludos.

  • angelika

    ¡Qué bien cuantas la historia! Me gusta. Aunque me surge una duda… si en la historia la princesa lleva un vaporoso vestido blanco (muy mono) ¿por qué en los cuadros siempre la pintan desnuda?.
    ¿Sabías que los romanos ricos ponían una cabeza de medusa (en mosaico) a la entrada de sus casas para proteger a sus habitantes? Pensaban que si alguien entraba con malas intenciones, se convertirían en piedra.
    ¡Besitos!

  • Antonio

    Agradable leer de cuenta nueva el mito de Perseo y Andromeda!.

    un saludo!

  • Drusivenerea

    Nada mejor que terminar mi dìa leyendo sobre mi vicio: mitologìa griega, y pues si, tal como dice un comentario arriba muchas de las leyendas que estan en el libro màs leido (saben todos cual es) son robadas de culturas mucho màs antiguas, y para mi coraje la gran mayorìa son modificaciones de la griega.

  • http://º Medea

    Mitologiaaaaaaaa yupiiiiiiii!!
    Me encanta como está narrada, con lenguaje actual, sin estar en orden cronológico y sin embargo clara como el agua.
    Felicidades, cada dia te luces más.

    • http://tejiendoelmundo.wordpress.com Sinuhé

      :D

  • http://tejiendoelmundo.com ramirezana

    me encanto asi como todas las historias que publican en este post, felicidades …

  • lilith hiwatari

    MUY PADRE ME ENCANTA LA MITOLOGIA GRIEGA …. YA SABIA YO QUE HABIA ALGO RARO EL LA PELICULA DE FURIA DE TITANES ES BUENO SABER LA VERDAD JOOJJJOO

  • Warthog Flammarion

    Me encantó, es una de mis favoritas.

  • http://dragonerrante.wordpress.com dragonerrante

    Yo tambien habia detalles que no conocía y que me ha encantado descubrir, ademas las ilustraciones que has escogido son todo un acierto.
    Un post de mitología de la que nos gusta redondo.
    Abrazos.

  • http://avernolandia.wordpress.com Nieves

    De piedra me has dejado a mi… yo la historia de Perseo la conocia distinta, pero tu estas documentado jejejeje.
    Interesante, estaria siempre leyendo estos relatos.
    Un besito poseido!

  • http://www.donquijotedebolonia.blogspot.com don quijote de bolonia

    jajaja, siempre he dicho que si Job era Níobe, San Jorge es Perseo, ¿o soy el único que ve los paralelismos? Doncella atada, dragón y héroe? Aunque según Freud el dragón es el id que en su lucha con el ego (el héroe) nos permite llegar al equilibrio, o doncella… No hay nada nuevo bajo el sol

    • http://tejiendoelmundo.wordpress.com Sinuhé

      Ya ves, la mitología clásica siempre ha sido fuente de inspiración para mitos y leyendas más actuales y en algunos casos no se han preocupado mucho ni de disimularlo. :D

    • le sorcier

      Permítanme contarles a modo de ejemplo, que las primeras representaciones de Cristo eran sin baba, ya que como sabrán los dioses tanto griegos como romanos eran jóvenes, bellos, sonrientes. Su imagen es muy parecida a la del dios Apolo.
      Por cierto… me encanta el blog

      • le sorcier

        notese que era BARBA y no baba… jejjejej

  • Anonymous

    La historia de Perseo, hijo de un dios y una mortal “es un a historia de amor y coraje, contra el odio y el temor”. Perseo amaba mucho a madre, y amó a su esposa y a sus hijos con los cuales dicen que vivió largos años. En esta historia también está presente el destino como en casi todas las historias de los griego al cumplirse la predicción del oráculo y el nieto asesinar a su abuelo por accidente. Lo que es diferente cuentan, es el final feliz. Los finales de la mayoría de los mitos o cuentos griegos son trágicos.
    Creo que la historia de Perseo es una interesante historia.
    Feliz semana querido Sinuhé..

  • inerte

    mitologia griega, fascinante, aunque sea falso, la prefiero antes que a el rollo biblico, como los rapsodas sacaban grandes historias, y la gran poligamia de Zeus es imposible de aprenderla toda, bueno, gracias, ya que ahora estoy estudiando cultura grecoromana y eso quizas me ayude, saludos!

  • http://http.//masalladellaberinto.blogspot.com Morgana

    Eres un asqueroso.Que te conste que parte de la herencia que iba a dejarte se la cedo a Neus.
    Cierrabares,
    meapilas,
    gaznápiro.
    ¿Tás quedao contento?Pues eso es lo que hay .Y estoy esperando que me escribas para decirme si el powerpoint que te pasé lo puedo convertir a Word sin que me salgan palabras tipo jeroglíficos.
    Besos

    • http://tejiendoelmundo.wordpress.com Sinuhé

      Alma de cántaro, a ver para que va a querer Neus tus baratijas¡¡ Si es queee¡¡

  • http://lagartija78.wordpress.com lagartija78

    Siempre me gustó esta visión imaginaria de lo que fue el origen de todo que lo que aparece en ciertos libros. No digo más, ^^

    http://lagartija78.wordpress.com/2011/03/21/yo-estaba-en-la-oficina-casi-habia-concluido-la-jornada-y-la-gente-se-preparaba-para-regresar-a-casa-entonces-sucedio/

  • Marcus Dominico

    Me encanta la mitología! Lindo relato e ilustraciones. Recuerdo la primera Furia de Titanes, inspirada en esta historia. Ya con la remake se fueron al carajooo, jaja! Abrazo, Sinuhe.

  • http://anazulada.wordpress.com Ana

    SIEMPRE ME HA GUSTADO LA MITOLOGÍA. BUENA ENTRADA
    CHAO
    ANA

  • http://http.//masalladellaberinto.blogspot.com Morgana

    Me encantan este tipo de entradas,hermano.Siempr me ha gustado la mitología.
    ¡¡¡Ya te vale,ni felicitar a tu hermana por su santo…so cabezón!!
    Besos chamuscados.

    • http://tejiendoelmundo.wordpress.com Sinuhé

      Hija, yo es que como no tengo santo pues no me acostumbro… jeje

  • Iler

    muy buena aportacion ! la mitologia griega siempre me sorprende