Skip navigation

.

Un cuento chino.

¿A quién no le han leído (y releído) miles de cuentos en nuestra más tierna infancia?, para que te durmieras, para que te comieras las lentejas, para que dejaras de jugar  con cerillas… Recuerdo todas las versiones del cuento de Cenicienta (excepto la de Disney, de esa me libré), pero la que más me gustaba, no era la que venía en los libritos coloreados, sino la que me contaba mi abuela que recordaba haber escuchado en algún momento. Ahora sé que mi abuela conocía la versión de los hermanos Grimm (más sádica), pero ¿fué esa la primera?. No, tanto ellos como Perrault, con su versión ñoña, se basaron en un cuento chino.

Portada del cuento que me leía mi abuela

Los orígenes de este relato nos llevan a oriente, hay quien opina que su origen está en Egipto (¿tal vez por la costumbre de cubrirse la cara y el pelo con ceniza las mujeres jóvenes como motivo de duelo?), otros encuentran paralelismos en un cuento persa de las Mil y Una Noches, en el que en lugar de zapato, lo que lleva la joven en el pie es una pulsera de oro. Pero a mi me gusta más la versión china, donde encontramos más similitudes, y, no olvidemos que los pies pequeños han sido siempre un rasgo de belleza en la mujer oriental. Empecemos por el zapato. Los hermanos Grimm hablan de un zapato de oro mientras que Perrault fue el primero en nombrar al famoso zapato de cristal. En el cuento chino,  el zapato es de piel de visón,  o de seda bordada.

Zapatos de 10 cm, dinastía Táng

Un cuento escrito durante la dinastía china Táng (siglos VIII y X) nos habla de una bella jovencita llamada Yeh Shen, hermosa por tener unos pies diminutos, ya que es durante esta dinastía cuando comienza la tradición de los “pies de loto”, la belleza en una mujer se medía por el tamaño del pie, y un pie hermoso no podía medir más de diez centímetros, por lo que desde niñas, se vendaban los pies de las mujeres, rompiendo los dedos, para que se ajustasen al bello zapato.

Cómo queda un pie deformado por vendas

Durante la dinastía Táng un hombre podía casarse con varias mujeres, aquí la madrastra malvada es la segunda esposa del padre. La primera esposa muere, y es cuando aprovecha la segunda esposa para torturar a la pobre niña favoreciendo a sus hijas. Llega el día en el que en la aldea se celebra el baile en el que los jóvenes solteros eligen pareja, la madrastra, consciente de que Yeh Shen es mucho más bella que sus hijas, la encierra para que no vaya al baile. Ella tiene un pececito mágico, bueno, las raspas del pez, porque la madrastra sabiendo que el único amigo de la niña era un pez de colores que habla, lo cocina y se lo come. La niña guarda las espinas, que también son mágicas y con ellas convoca a los espíritus para que la ayuden. La transportan al baile completamente transformada. La magia dura poco y ella pierde un zapato. Todos admiran la belleza del zapato, que no mediría más de 10 cm, claro, la noticia llega a oídos del emperador que quiere casarse con la dueña del zapato y comienza una búsqueda para encontrar a la mujer cuyo pie entre en el zapatito. Buscando, buscando, llegan a la casa de Yeh Shen. La madrastra corta los dedos de una de sus hijas y venda fuertemente el pie para que quepa, la mentira dura poco, ya que camino de palacio el pie empieza a sangrar. Devuelven a la chica, y esta vez la madrastra corta el talón de su segunda hija. El resultado es el mismo. Al final Yeh Shen se pone el zapato que la queda como un guante, se casa con el emperador, y la madrastra y las hermanastras son condenadas a muerte, las tiran a un pozo y mueren apedreadas. Un final feliz.

La historia de los hermanos Grimm es muy parecida, con una madrastra que mutila los pies de sus hijas. Pero en lugar de pececito mágico, quien ayuda a la niña es un pájaro que se posa en el árbol que había crecido sobre la tumba de su madre, y allí lo descubre Cenicienta cuando va a llorar y a contarle sus penas a la madre muerta. El hada madrina y la calabaza son invenciones de  Perrault. En la corte francesa se llevaban más los cuentos de hadas y los finales felices. En la versión alemana la madrastra y las hermanastras son condenadas a muerte, pero en la francesa las perdonan.

La nueva tortura china a la moda

Al cuento, como casi todos los cuentos infantiles, también puedes sacarle una connotación sexual, zapatos hermosos en pies hermosos que encajan a la perfección… dejo que vuestra imaginación vuele libremente, y, colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

Tejido por Angelika

  • Anonymous

    Me justo mucho esta historia

  • http://@daris dariana

    me gustaron los zapatos de echo tengo unos*******************

  • Pingback: Si Lees Se Nota - Cinder: otra versión de Cenicienta

  • http://Facebook Gloria

    Sinceramente , me impresiona la historia de cenicienta , por que la verdad ¿que clase de madre haría una locura como esa para que una de sus hijas ( dos ) se cacé con un príncipe o emperador , pero a fin de cuentas las iban a matar , esa señora cometió muchas locuras …
    Pero también les recomiendo la historia de Phineas y Ferb , es muy interesante y también impactante , salen todos los personajes , pero ni se las cuento , ustedes investiguen , haber que tel c:

  • MarI

    la cenicienta,no debemos dejarnos llevar por la incredulidad,el amor que te quiere debe estar siempre contigo

  • erick

    El programa se llamaba “Me lo contaron en Japon” ya solo falta que encuentre el bendito video del cuento, pero vean algunos, estan en You tube, son muy buenos, se los recomiendo

  • erick

    Esta historia la conocia, y precisamente en la version japonesa, hace ya varios ayeres (uuuuuuu), en México, en el canal 7, cuando todavia no era Tv azteca sino Imevision, habia un programa que salia por las mañanas donde se contaban cuentos japoneses usando marioneta (no, no eran Kiko, Kika y Taro, pero tambien eran de la epoca), y esta historia la pasaron, y la recuerdo por el pez, jajaja, como le ponian unos brillos raros lo recuerdo y tambien recuerdo la forma en que habian castigado a las hermanastras y a la madastra (a pedradas), vaya recuerdos, tratare de buscar el video.

  • Álvaro

    Verdaderamente tanto el autor de este texto como varios de los “comentaristas” tenéis un grave problema con vuestros prejuicios hacia Disney. Walt, como Perrault, como los Grimm, adaptaron el cuento a una época, a un público y a unas circunstancias concretas, y creo que de todos podemos disfrutar y sacar algo positivo. Además, Disney supo rodearse de gente de la talla de Oliver Wallace para crear una banda sonora inolvidable. Una pena que no séáis capaces de apartar las nubes del dinero y ver más allá, pero afortunadamente, sé que, como otros amigos míos parecidos, soys unos huevones y a vuestros niños les pondréis la película de Disney y no les contaréis el cuento de las amp**aciones.

  • topita

    juajuajuajua alguien m podria pasar el link donde salen los cuento tetricos originales? tengo una barbaridad de tiempo q no leo nada bueno y estoy segura q leer como caperucita follaba cn el lobo seria bastante gracioso .-.

  • kate

    una version muy tonta XD no la e leído jajajajajajaajjajajajajajajajajajjajjj

  • Monse

    estabas hablando de ceniciento NO de los pies chinos!!!!

  • http://kaoruakizuki.wordpress.com Ishtar

    Sería interesante que se contaran mas versiones de los cuentos de nuestra infancia…..

  • Caroline L. Evans Harlow

    Oh! esto es estupendo. Siempre he preferido las versiones antiguas de estos cuentos que los de Walt.
    Este link va a favoritos!
    Quizás luego pueda contar toda esta información en alguna exposición de escuela, sería muy interesante, ya que muchos crecimos con las versiones de Disney.

  • http://miespacio15.jimdo.com/ Isabel cantu

    o.0 nunca lo ubiera pensado yo siempre e dicho k esos sujetos esta lokos xs