Los infernales dioramas de Mark Powell

Los pequeños habitáculos del infierno

¿A quien no le gustan las miniaturas? No sé porque motivo, la mayoría de nosotros nos quedamos embobados cuando vemos representaciones detalladas y miniaturizadas del mundo real. Casas de muñecas, escenas bélicas con soldaditos de plomo… todo eso está muy bien y es muy bonito, pero vaya, si hay un poco de sangre y vísceras la cosa mejora considerablemente.

El trabajo de Powell parece extraído de los sueños más placenteros del señor Hellraiser. Bizarra, siniestra o decadente son solo algunos de los adjetivos con los que se podría calificar a esta obra que representa escenas dantescas de lo que podrían ser las habitaciones del infierno. Modelados con silicona, y con un nivel de detalle realmente increíble, un sin fin de ensangrentados y monstruosos personajes habitan estos sótanos oscuros e inquietantes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.