Houdini. La magia hecha leyenda.

Curiosidades, Historia, Personajes de la historia

 

.

El mago y escapista más grande de todos los tiempos.

El 24 de marzo de 1874 un rabino de Budapest llamado Samuel Weiss, tuvo un  niño  llamado Ehrich Weiss. Pero ese niño cambiaria años más tarde su nombre por uno más comercial, el nombre que le convertiría en leyenda, Harry Houdini.

Su familia  emigró a Estados Unidos, donde se nacionalizaría poco después, cuando sólo tenía cuatro años.

Vivieron en   Wisconsin y posteriormente se mudarían a Nueva York . No tuvo una infancia sencilla ni una educación formal y las dificultades eran algo habitual en la familia. A los 11 años trabajó como aprendiz de cerrajero y se sabe que pasó por algún circo como contorsionista, además de hacer de mensajero. Houdini siempre tuvo un  apego enfermizo por su madre.

En abril de 1891, a los diecisiete años de edad sacrificó su empleo en una fábrica de corbatas y comenzó su carrera como ilusionista.

Uno de sus cuatro hermanos  le ayudaría  en sus primeras presentaciones de magia a los 15 años.

.

.

Leyó y aprendió todo lo que pudo al respecto, su ídolo era el ilusionista Robert-Houdin,  considerado el «padre de la magia moderna», y en homenaje suyo, cambió su nombre a Houdini.

Comenzó su carrera como ilusionista haciendo juegos de cartas, pronto comenzó a considerar practicar el escapismo, algo que en  aquella época hacían algunos espiritistas que invocaban fantasmas mientras permanecían atados para evitar sospechas de fraude. Houdini sabía que se liberaban secretamente para manipular la escena con efectos mágicos, que aseguraban eran reales, así que decidió que tal vez «escaparse» podía ser un número en sí mismo.

.

.

Houdini era capaz de escapar de cuerdas atadas a su alrededor en cualquier forma, hasta tal punto que  ofreció una recompensa de 25 dólares a cualquiera que pudiera atarlo de manera que no pudiera escapar. Nunca perdió. Cuando se encontraba en Londres, sorprendió a los oficiales de Scotland Yard, liberándose de las esposas, y en poco tiempo, se transformó de una celebridad ,  y pasó a cobra de los  18 dólares por semana,  a 1,800  .

Uno de los escapes más famosos de Houdini es La Metamorfosis, donde Houdini era atado e introducido dentro de un saco, a su vez dentro de un baúl, todo ello era atado y sujetado con candados. Entonces una ayudante subía encima del baúl, levantaba una cortina y al instante la cortina bajaba mostrando a un Houdini liberado en el lugar que ocupaba la ayudante.

Entonces se abría el baúl y se desataban todas las cuerdas del saco para mostrar a la asistente dentro de la caja: ambos se habían intercambiado o metamorfoseado con el mejor arte de la magia. Este número sigue siendo espectacular hoy en día . Se cree que Houdini ejecutó este número más de diez mil veces en toda su carrera.

.

.

La ayudante de Houdini  solía ser Beatrice Rahner, una  joven de pequeña estatura, que se convertiría pronto en Bess Houdini, su mujer, en 1894. Bess le acompañaría durante el resto de su vida, mas nunca tuvieron hijos.

.

.

Durante la Primera Guerra Mundial, Houdini dio sus servicios al gobierno de los Estados Unidos, haciendo presentaciones en campamentos por dos años consecutivos.

Entre 1918 y 1921, se hizo estrella del cine. Organizó una compañía para producir una serie de 15 episodios llamada “The Master Mystery”. Houdini desempeñó también el papel estelar en las películas “The Grim Game” y “Terror Island”. La capacidad de Houdini de trabajar incansablemente 18 horas al día fue el ingrediente responsable de las muchas facetas de su vida. Sus cruzadas exponiendo a las “médiums” fraudulentas reciben el crédito de la eliminación del falso espiritismo. Fue además un experto criptólogo, capaz de descifrar casi cualquier mensaje en clave. A pesar de que Houdini ganó su reputación mundial como escapista, la magia estaba más cerca de su corazón.

.

. 

En 1924 que combinó su trabajo en escapismo con la magia y las ilusiones. Viajó por los Estados Unidos presentando “The Houdini Mystery Show.

.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=EbvZZsYZmEY]

http://www.youtube.com/watch?v=EbvZZsYZmEY

.

Como rey de la autopromoción que era, lo que solía hacer Houdini era presentarse en una ciudad ante el jefe de la policía local, o en la prisión, junto a un grupo de periodistas. Proponía su reto, que era publicado en los periódicos y comentado en la ciudad. Luego el mago era encerrado, atado, o encadenado. Cuando conseguía liberarse, su hazaña obtenía nueva promoción en la prensa. En cierto modo fue un precursor de la autopromoción, aumentaba y mejoraba la imagen y percepción de sus hazañas tanto antes como después de haberlas realizado, alcanzando cotas cada vez más altas.

A veces ofrecía ser examinado desnudo y que probaran en él nuevos candados, esposas o grilletes. Marineros, fabricantes de cuerdas, sacos y todo tipo de materiales intentaron retenerle sin éxito. Uno de los más graves accidentes que sufrió, que casi le costó la vida, fue al intentar escapar de un gran bidón de cerveza.

.

.

Se suele considerar a Houdini el mejor escapista de todos los tiempos y también precursor de muchas de las hazañas y retos de este tipo.

Aunque sus secretos permanecieron bien guardados se cree, por los libros que publicó, lo que pervivió de su colección personal de trucos y los análisis de los estudiosos, que en general realizaba sus proezas sin ayuda de compinches, principalmente ocultando ganzúas, llaves y otras herramientas en los orificios de su cuerpo, por ejemplo tragándose las llaves y regurgitándolas (también se cree que usaba el otro orificio como escondite a salvo de ser examinado.)

.

.

Pero lo que si es cierto es que una parte importante era su entrenamiento. Houdini hizo algo que es común en muchos escapistas y especialistas en retos y proezas físicas: entrenar hasta el límite. En sus biografías se cuenta que cada día se sumergía en una bañera de agua llena de bloques de hielo. Con la práctica llegó a ser capaz de permanecer hasta tres minutos sin respirar. Eso le permitiría enfrentarse a muchos de los retos mejor preparado que cualquier persona e incluso que algunos atletas. En general no se considera que esas hazañas sean «trucos» como tales, sino simplemente el resultado de una fuerza física, habilidad y técnica en cierto modo «sobrehumanas».

 A medida que pasaban los años, el físico de Houdini no era el mismo que en su juventud, de modo que tuvo que abandonar algunas de sus proezas. Una de las últimas que popularizó, y que a más gente congregaba en las ciudades, era escapar de una camisa de fuerza suspendido boca abajo, colgado de una cuerda, de una altísima grúa. Lo hizo en Times Square en Nueva York, Washington y en muchas otras ciudades. Pero la tarea era agotadora y Houdini solía acabar dolorido, por lo que comenzó a buscar otras salidas artísticas.

.

.

Algunos de sus escapes que se convirtieron en clásicos, como el de la camisa de fuerza (para el que se inspiró en un manicomio), los realizaba a la vista de todos, otros los hacía en secreto tras una discreta cortina, donde sus ayudantes no podían entrar, pero tampoco nadie del público ver sus técnicas secretas. En algunos tardaba unos pocos minutos, en los más complejos llegó a tardar más de una hora.

.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=mUbytEgTXZQ]

http://www.youtube.com/watch?v=mUbytEgTXZQ

.

Otro de sus números más grandiosos fue la “cámara de tortura china”   , que consistía en un enorme «acuario» donde era sumergido, colgado boca abajo por los pies, y de donde escapaba al cabo de unos interminables minutos. Lo último que veían los espectadores, antes de que una cortina lo tapara, era la aterrada cara de Houdini, sumergido, golpeando el cristal.

Este número fue el primero que inventó que registró con un copyright. En aquella época los magos empezaban a buscar formas legales de impedir que otros magos copiaran sus números pues había gran rivalidad entre ellos. Houdini había pasado cinco años trabajando en su Cámara; se consideraba un innovador y odiaba a los imitadores. Cuando uno de sus números era copiado o revendido, lo denunciaba ante los tribunales. También disfrutaba yendo a las exhibiciones de los rivales imitadores para exponer sus trucos ante el público y dejarlos en ridículo. No deja de ser curioso que uno de sus números más famosos, “la metamorfosis”, fuera en realidad de otro mago.

.

.

Una obsesión de Houdini era la muerte. A partir de cierto momento en su carrera, casi todos sus retos supusieron un enfrentamiento directo con un riesgo mortífero, un peligro de muerte real que cautivaba al público, tanto que algunos abandonaban la sala antes de que terminara el espectáculo. Curiosamente Houdini había tenido un accidente en un río siendo pequeño, con siete años, y estuvo a punto de perecer ahogado. Es interesante que muchos de sus retos tengan como protagonista precisamente la inmersión en agua (bidones, acuarios, ríos) en los que siempre acaba burlando a la muerte

La otra obsesión era el amor enfermizo por su madre, y cuando esta murió una médium intentó contactar con el espíritu de su querida madre, fallecida años antes, a pesar de que Houdini nunca había creído en ello. Cuando la médium transcribió el «mensaje literal» que había recibido, Houdini reveló que difícilmente podía ser en verdad su madre: el mensaje estaba en inglés, mientras que su madre sólo hablaba una mezcla de alemán y húngaro una cruz encabezaba el mensaje, mas su familia era judía. Indignado, juró entonces convertirse en un cruzado contra el espiritismo.

.

.

Armado con sus conocimientos, y a veces con disfraces, se presentaba en reuniones para desenmascarar a los fraudes. Publicó artículos en la revista Scientific American, declaró contra el espiritismo ante el Congreso, hizo de cazafantasmas y dejó en ridículo a los creyentes en lo paranormal. Los premios que ofreció a quien demostrara tener habilidades sobrenaturales nunca fueron otorgados a nadie, pues sus engaños siempre eran siempre descubiertos por el mago. Por esta cruzada personal contra espiritistas rompió con su amigo Sir Arthur Conan Doyle, gran creyente de este mundo paranormal.

Tras muchos años luchando contra lo paranormal, el mago había diseñado un reto definitivo aprovechando su propia muerte. Ideó un código secreto que compartió con su mujer, consistente en diez palabras secretas (curiosamente, extraídas de una carta de Conan Doyle). Si alguna vez contactaba a través de algún médium «desde el más allá» usaría esas palabras, de modo que Bess pudiera tener la certeza de que el contacto era genuino.

.

.

Diversos espiritistas aseguraron haber entrado en contacto con el espíritu de Houdini una vez muerto, aunque su mujer nunca recibió el código secreto.

El telón final cayó para Houdini a la 1 a.m. del lunes 31 de octubre de 1926 en Detroit. El último acto de su vida había comenzado quince días antes cuando inició su temporada en el teatro Princess. Su programa de dos funciones diarias incluía una conferencia sobre fenómenos psíquicos y espiritismo en la Universidad McGill. Después de la conferencia, los estudiantes presentaban sus respetos a Houdini, quien complacido con esto, invitaba a los estudiantes a visitarlo en el teatro. La mañana del viernes un artista joven, acompañado de dos amigos saludó a Houdini. Uno de los amigos, una estrella del boxeo en la Universidad, preguntó si tendría el privilegio de golpear a Houdini en el abdomen. El estudiante quería convencerse de la fortaleza que Houdini proclamaba tener en su condición física. Houdini, quien se encontraba sentado, aceptó el reto. No había terminado de levantarse aún, cuando el joven golpeó su abdomen con todas sus fuerzas. Después del inesperado golpe, la cara de Houdini se puso blanca mientras hacía esfuerzos para respirar. Algunos minutos después, Houdini pidió al joven que lo golpeara nuevamente. Esta vez él estaba preparado para recibir el golpe. El estudiante lo golpeó una vez más y se encontró con un abdomen duro como un roble. Houdini había comprobado su fortaleza y el joven boxeador quedó ampliamente impresionado. Houdini no se dio cuenta, pero en la demostración de su fortaleza al joven estudiante, había sufrido la ruptura del apéndice, que se convirtió en el umbral de su reto final.

Por su carácter Houdini quiso seguir trabajando durante los días siguientes a pesar de padecer fuertes dolores y fiebre. Finalmente sufrió dos desmayos en una actuación y fue hospitalizado. Tras varios días luchando contra la enfermedad, pareció rendirse ante lo inevitable. Le dijo a su hermano Hardeen:

“Estoy cansado de luchar. Creo que esta cosa me va a vencer.”

.

.

En la madrugada del 31 de octubre de 1926,  Halloween, Houdini fallecía a los 52 años. Los médicos emitieron un informe en el que indicaban una peritonitis como causa de la muerte.

El entierro se celebró a los pocos días. Una multitud de dos mil personas acudió al evento, algo tan multitudinario como algunos de sus números callejeros. Pero una cuestión flotaba en el ambiente: ¿Podría el mago escapar de su propia muerte? ¿No sería este otro de sus espectaculares trucos?

Y en cierto modo lo logró, pues su leyenda nos ha llegado hasta  hoy 80años después.

 .

.

Posteado por Dragonerrante.

.

.

Fuentes:

http://en.wikipedia.org/wiki/Harry_Houdini

 http://www.microsiervos.com/archivo/mundoreal/biografia-harry-houdini.html

 http://www.orgasmatrix.com/blog/noticias/harry-houdini/

Houdini. La magia hecha leyenda.

¿Conoces acerca de...?