Hospital Manuel Lois

Hospitales Sanatorios y Casas encantadas, Lugares fantasmales, Parapsicología, Personajes terroríficos

hospitalmanuellois-03

Los inquietantes sucesos del hospital Manuel Lois.

En pleno corazón de la capital onubense se alzaba majestuoso uno de esos edificios encantados y a la vez malditos que aún perviven en la realidad y en el recuerdo de muchos. Se trata del antiguo Hospital Manuel Lois. En la actualidad, el edificio fue derruido pero durante más de quince años de abandono se produjeron en él numerosos sucesos misteriosos, y es en sus últimas plantas donde muchos testigos aseguran haber presenciado toda una serie de fenómenos extraños, entre los que destaca la aterradora aparición de una enfermera o monja fantasma que paseaba por sus oscuros y destartalados pasillos.

 

Foto de lo que se interpretó como la cabeza de un niño

Foto de lo que se interpretó como la cabeza de un niño

 

 

Al ser desalojado, en el interior del hospital quedaron numerosos enseres y materiales. Una noche, sin saber cómo, unos cuentos colchones que todavía permanecían allí comenzaron a arder de forma inexplicable en la cuarta planta del edificio. El fuego alcanzó unas dimensiones considerables, por lo que los servicios de extinción de incendios de Huelva tuvieron que acudir para sofocar las llamas, tarea que resultó muy dura. Uno de los bomberos participantes en las tareas de extinción, J.L.G., nos explicaba: «entre el humo pude distinguir claramente la silueta de una persona; fui hacia dónde se encontraba, sin embargo se alejaba de mí. Vestía ropa de asistencia sanitaria pero de otra época. Reconozco que en ese momento sufrí auténtico pánico». En esa misma planta ya se han producido en los últimos años seis incendios sin motivo aparente.

p10103171ncp10105916by

En los pisos del lugar se encontraron pentagramas, velas  y tableros de la ouija, de jóvenes o incluso grupos que trataron de establecer comunicación con aquellas apariciones, en el lugar se sientía mala energía, tristeza, debido a tal vez las numerosas historias que nacieron en el lugar por  los pacientes que allí murieron.

Varias personas que han entrado en el lugar, afirman a ver visto a una mujer de blanco que llora en las noches, incluso se han oído camillas y objetos que se mueven solos por el lugar, sonidos de ultratumba que se expanden por todo el lugar, de lamentos y de tristeza.

manuel-lois2

 

La leyenda de la “monja blanca”


Son varios los testigos que afirman haber visto en esta última planta a una «dama blanca» que llora por las noches y cuyos quejidos crispan los nervios de los empleados de urgencias. Algunos de ellos han tenido que solicitar la baja por depresión, ataques de nervios e histeria. Hace años la zona de urgencias comunicada con el resto del edificio mediante un pasillo que tuvo que ser tapiado, precisamente debido a la visión en los pisos superiores de esa extraña presencia que asustaba a los empleados. Aún hoy escuchan ruidos de camillas y sillas de ruedas en movimiento, como si estuvieran en funcionamiento, además de lamentos, gritos y sonidos propios de instrumental médico. Y esto sucede en un lugar que registró ya hace años la salida de su último paciente. En el interior del hospital, los trabajadores se dejaron instrumental y mobiliario. En este sentido, son muchas las voces que afirman, esta vez en forma de rumor, que una de las circunstancias que aceleró el proceso de deshabilitación del edificio fueron precisamente los extraños sucesos que relatamos.

 

Los acontecimientos paranormales se suceden, y encontramos que también hay zonas donde los animales son propensos a sentirse amenazados o rehuyen entrar en las plantas señaladas. Tenemos, por ejemplo, la historia de «Danko», un perro que se sintió acechado por «algo» invisible, o la entrada de otros animales guardianes en este edificio que concluyeron con un acobardamiento del animal ante una presencia invisible, que primero provocó su agresividad, para luego inducirle a huir tembloroso.

Otro vigilante de seguridad pudo ser partícipe, junto a su perro, de la aparición de la dama de blanco y sentir sus lamentos:

«me encontraba en medio de la oscuridad más absoluta, sólo portaba una pequeña linterna. Fue entonces cuando el perro comenzó a tirar de mí y, al cruzar una esquina, me topé ante una presencia fantasmal femenina que venía hacia donde me encontraba».

Nuestro protagonista sufrió de un ataque de nervios que, con el tiempo, provocó en él la caída del cabello.

Vecinos del coloso onubense también se atrevieron a entrar en su interior con el fin de sustraer algunos de los objetos abandonados en su desalojo. Así, una pareja tomó una lámpara de quirófano que instaló en su casa, llevándose la desagradable sorpresa de que ésta parecía tener vida propia y se accionaba o apagaba a voluntad, atemorizando a sus nuevos «propietarios». La lámpara no volvió a funcionar bien, hasta que finalmente la dejaron en el lugar de donde fue sustraída: la cuarta planta del Hospital.

 

manuel20lois20005

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=wUwqqjtOj-M]


Ver qué hay en el Home
Ver articulo al azar


Se habla de ►